Esta tarta es una opción muy saludable para un buen desayuno o postre; es muy ligera y está hecha con aceite de coco, y harinas de espelta y almendra. En cuanto al azúcar. lleva una mezcla de azúcar integral de caña biológico  y panela.

El toque de la naranja combinada con el pistacho hace que sea único y diferente de los bizcochos clásicos. He de decir que la receta está inspirada en las de la chef Vanessa Musi (www.pastelerianoble.com), una repostera mejicana que ha creado una infinidad de recetas saludables y deliciosas, cosa que a veces es algo difícil de conseguir. Últimamente se está convirtiendo en una de mis favoritas, por los ingredientes que usa y las combinaciones que crea.

La receta valdría para personas intolerantes al gluten si sustituimos la harina de espelta por harina de amaranto o de avena, combinada en partes iguales por ejemplo.

Con estas cantidades tenéis para un bizcocho como el de la imagen, con un molde de 20 cm. Nos va a quedar planito y no subirá tanto debido al tipo de harinas. Si duplicáis las cantidades podréis hacer dos bizcochos de 20 cm y montarlo uno sobre el otro para que quede más espectacular.

Es importante que comprobéis bien la cocción pinchando en el centro con algún recipiente adecuado; además dejadlo reposar unos 5 minutos en el horno antes de sacarlo ya que tiene a bajarse o hundirse un pelín del centro; pero si seguimos estos pasos lo evitaremos.

Ingredientes

3 huevos M temperatura ambiente.. Yo los uso ecológicos.
100 gr  azúcar intergal de caña y 50 gr de panela o azúcar de coco si lo preferís.
Opción sin gluten: 50 de harina de avena sin gluten, 50 de almendra y 50 de amaranto.
30 gr de pistacho triturado
5 gr de levadura (un cucharadita)+  2,5 gr de bicarbonato (media cucharadita)
150 gr de aceite de coco Sol Natural fundido y templado.
zumo y pulpa de 1 naranja ecológica pequeña
Ralladura de 1 naranja ecológica y el zumo lo reservaremos para hacer un almíbar.

Cobertura ganache de chocolate blanco: 100 ml de nata para montar y 200 gr de chocolate blanco

Fundimos el aceite de coco al baño maría o al microondas, Si es invierno veréis que suele estar bastante duro.

Precalentamos el horno a 170.

Tamizamos las harinas, las mezclamos bien. Añadimos la levadura y el bicarbonato y reservamos.

Primero batimos a velocidad alta los huevos con el azúcar hasta que dupliquen el volumen y quede una mezcla esponjosa (6-8 minutos). Añadimos el aceite de coco y mezclamos bien.

Triturad toda la naranja entera y añadirla a la masa., mezclando hasta que se integre todo.

Añadimos las harinas con movimientos suaves y envolventes, poco a poco hasta integrar. Por último, los pistachos.

Engrasar bien vuestro molde y ponedle papel de horno en el fondo y unas tiras en las paredes; es una textura delicada y nos facilitará el desmoldado. Como de costumbre yo uso las para que el calor llegue de manera más progresiva

Esperad a que se temple unos 15 – 20 minutos antes de sacarlo del molde; así no se romperá al desmoldarlo. Dejar enfriar sobre una rejilla

..

Podéis bañarlo con un almíbar para darle un buen toque de sabor a naranja. Sólo con unos 100 ml de zumo + unos 50 ml de azúcar lo tenemos.

Por último haremos la ganache: hervimos la nata y la vertemos sobre el chocolate troceado, Lo repartimos sobre el bizcocho a nuestro gusto y espolvoreamos con unos pistachos más.

Os aseguro que durará poco y cuando se acabe lo echaréis de menos!!! Espero que os guste.!!!

Pin It on Pinterest

Share This