Seleccionar página

Os traigo este bizcocho de limón y jengibre, muy rápido de hacer y perfecto  para después de una comida abundante; ya veréis que es muy ligero y refrescante si os animáis a probarlo.

Hay varios pasos a seguir: el bizcocho, la crema y la mermelada de limón (esta vez la hice yo pero por supuesto se puede comprar hecha ya que las ay de muy buena calidad y hechas por muy buenos artesanos.

La crema no es la buttercream ni el merengue suizo; más abajo os cuento,..es la misma que hice para el bizcocho de coco , y resulta mucho más ligera y saludable.

Procurad que los limones sean ecológicos; es importante porque vamos a ponerle mucha ralladura a l a masa.

Mejor hacer el bizcocho con unas horas de antelación o incluso el día antes, ya que tenemos que cortarlo y almibararlo y debe estar frío. La crema también con antelación, mientras horneáis el bizcocho o incluso antes o el dia anterior también,

Hacedlo con un molde de 20 cm para que sea suficientemente alto para poderlo dividir en 2 discos.

Ingredientes bizcocho

200 gr de mantequilla.
190 gr de azúcar de caña bio.
35 ml de miel .
3 huevos M.
300 gr de harina de repostería o harina de trigo integral biológica.
15 gr de levadura.
150 ml de nata líquida para montar.
1 cucharada de jengibre en polvo
Ralladura de 2 limones ecológicos

Precalentar el horno a 170º. Yo como siempre uso las tiras de horneado y pongo un cazo con agua hirviendo en el fondo del horno; calor arriba y abajo y sin ventilador. Os pongo el link sobre uno de mis bizcochos básicos con estos trucos y más.

Lo hice con un molde redondo de aluminio de 20 cm.

Fundir la mantequilla con la miel y el azúcar;  dejar templar y añadir la nata. Ahora los huevos uno a uno hasta que estén bien integrados; podéis batir a mano.

Tamizar la harina con la levadura y el jengibre e ir añadiendo poco a poco, en unas tres veces a la mezcla anterior, con movimientos envolventes, o bien a velocidad muy baja si lo hacéis con vuestra máquina.

Engrasad bien el molde, y colocad un papel de horno en el fondo del mismo diámetro. Serán unos 40 min de horno.. pasados 30 pinchadlo para comprobar. Cuando el recipiente salga bien seco ya lo tendremos.

Mermelada de limón

2 limones ecológicos
Azúcar: tendréis que poner el mismo peso de azúcar que de limones y añadir 50 gr más
Agua: 20 ml (aunque si al enfriar queréis una mermelada más líquida podéis añadiré más
Media manzana rallada, ayudará a neutralizar el sabor y a darle mejor consistencia

Quitad la piel a los limones, incluyendo la parte blanca ya que nos podría dar un sabor muy amargo. Cortar a trocitos.

Poned todos los ingredientes en un cazo y dejar hervir a fuego medio unos 10 minutos; veréis que el líquido se evapora y la mezcla coge consistencia. Añadir más agua si la encontráis demasiado densa. Dejar templar.

Crema de limón y jengibre

250 ml de leche
ralladura de un limón (ralladla muy finita, procurad que no queden trozos grandes)
1 cucharada de jengibre
1 cucharada de sirope de arce
100 gr de azúcar de caña bio
50 gr de maicena diluida en 75 ml de agua
30 gr de mantequilla.

Ponemos al fuego la leche, el azúcar, el sirope, la ralladura y el jengibre, y dejamos hervir unos 2 minutos; retiramos del fuego.

Diluimos la maicena en el agua, procurando que no queden grumos y lo unimos a la mezcla anterior; lo ponemos de nuevo al fuego y removemos hasta que la crema espese. Añadimos la mantequilla.

Ahora la ponemos a un bol y tapamos con papel film junto por encima de la crema para evitar que solidifique por la parte superior. Mejor que esté bien fría a la hora de rellenar la tarta.

Tened una manga pastelera a mano.

Montaje

Ahora ya tenemos todo hecho… El bizcocho ya estará frío así que lo podremos partir con una lira.

Podéis hacer un almíbar para que quede más jugoso y se conserve mejor, con 50 gr de azúcar, 50 ml de agua y 50 ml de zumo de limón. Lo ponéis al fuego y dejáis hervir unos 5 minutos.

Ahora colocamos en el plato elegido uno de los discos y lo bañamos con un poco de almíbar. Llenamos una manga con la crema, y hacemos un círculo en los extremos del bizcocho; otro a la mitad y otro pequeño en el centro. Y ahora ponemos la mermelada entre medio de la crema.

Cubrimos con la otra capa de bizcocho, bañamos con un poco más de almíbar y una vez esté bien absorbido lo cubrimos todo con la crema restante.

Para acabar yo hice un crocanti de almendra, tostando 50 gr de almendra picada junto con 50 gr de azúcar. Pero estos toques finales van al gusto de cada uno; aconsejo el crocanti porque combina muy bien con el limón.

Y punto final!!!!

Os va a encantar, os lo aseguro!!!

 

 

 

Pin It on Pinterest

Share This