Seleccionar página

Hacía días que quería hacer un brownie de alguna manera más saludable, y me decidí por éste, con harina de espelta y con aceite de coco. Había estado experimentando con las recetas de la chef Vanessa Musi, de quien soy fan como ya sabéis, y conseguí crear este brownie tan especial.

Ya sabéis que el aceite de coco tiene muy buenas propiedades; la verdad es que cada vez lo estoy integrando más en mis recetas.

Veréis que queda muy jugoso y sabroso; el plátano es lo que sustituye al huevo y aporta un sabor que combina muy bien con el chocolate.

La decoración es una crema de algarroba; me gusta probar ingredientes saludables y de productores locales. Esta crema de Menja Miques (artesano y apasionado de la algarroba en Tarragona) se se ha convertido en uno de mis favoritos.

La algarroba se usa en muchas ocasiones para sustituir el cacao en polvo, ya que el sabor y la textura son muy similares. En este caso ambos van a combinar muy bien.

Lo hice con un molde de aluminio de 20 cm; queda muy bajito, así que si lo queréis más grueso tendréis que duplicar las cantidades.

Ingredientes

½ taza plátano maduro molido (equivale a un plátano), machacado con unas gotas de limón.
40 gr de leche de almendras a temperatura ambiente.
1 cucharadita de canela.
10 gr vinagre manzana
5 cucharadas aceite de coco fundido tibio (75 gr)
100 gr harina espelta ecológica y 30 gr de cacao en polvo puro.
Media cucharadita de sal.
1 cucharadita de bicarbonato
90 gr azúcar de caña bio
Frambuesas, cerezas o arándanos a vuestro gusto

Crema de algarroba. Si no encontráis en vuestras tiendas cercanas, podéis sustituirla por alguna crema de cacao biológica por ejemplo.

Precalentamos el horno a 180º calor arriba y abajo y sin ventilador.

Mezclamos el plátano, la leche de almendras, el vinagre, el aceite de coco y el azúcar. Batimos hasta que se integre todo bien, lo podéis hacer a mano sin problemas.

Ahora tamizamos a harina, bicarbonato, cacao y canela y añadimos a la mezcla de líquidos en dos veces, removiendo con una espátula o con la pala amasadora, sin batir.

Por ultimo podemos añadir pepitas de chocolate o chocolate de cobertura troceado, para dar más sabor y jugosidad.

Engrasad vuestro molde y forrar el fondo y los lados con papel de hornear; ser,a mucho más fácil de desmoldar y además el calor entrará de forma más progresiva. No olvidéis tener las cintas de horneado, como os contaba en mi post sobre uno de mis bizcochos básicos.

Son 20 minutos de horno; si lo pinchamos por el centro, el recipiente debe salir algo húmedo pero limpio. Dejadlo enfriar sobre una rejilla.

Véis que rápido?? Y además saludable!!! Es un buen desayuno para empezar el día bien alimentados!!! Espero que os guste.

Pin It on Pinterest

Share This