Seleccionar página

Este es un bizcocho que he adaptado de una receta de la Chef mejicana Vanessa Musi, que admiro por su especialidad en pasteleria saludable como ya sabéis.

Os doy dos opciones: una para hacerlo con harina de espelta y otra para hacerlo con mezcla de harinas sin gluten. Con Vanessa he podido experimentas y aprender acerca de varios tipos de harina sin gluten; existen muchas variedades y los bizcochos quedan jugosos y esponjosos igualmente. Yo lo he hecho de las dos maneras y abajo os cuento más detalles.

La zanahoria le aporta mucha jugosidad junto con el aceite de coco. Vale la pena probarlo aunque sea algo más caro que el aceite de oliva suave o de girasol. Por supuesto lo podéis hacer con alguna de estos dos aceites convencionales sin problemas.

Molde de 20 cm de diámetro. Os recomiendo usar las cintas de horneado, y poner un papel de horno en el fondo del molde para que el calor entre de manera progresiva. Os dejo el link con mis trucos básicos para que os salga todo perfecto.

Ingredientes bizcocho

2 huevos M ecológicos
150 ml de aceite de coco
Harinas sin gluten,  50 gr de harina de teff; 50 gr de harina de arroz y 50 gr de harina de avena sin gluten. Hay otras harinas como la de amaranto o de almendra que también nos valen.
Si lo hacéis con harina convencional, podéis hacerlo con 150 gr de harina de espelta
1 cucharadita  de levadura y media de bicarbonato.
150 gr de azúcar de caña bio
3 zanahorias ecológicas.
1 cucharada de ralladura de naranja ecológica.
1 cucharadita de canela

Opcional: unas nueces troceadas.

Primero calentaremos el horno a 180º. Rallamos las zanahorias y reservamos.

Fundimos el aceite de coco y dejamos templar.

Batiremos los huevos con el azúcar a velocidad alta unos 5 minutos hasta que queden cremosos; añadimos el aceite de coco y batimos un minuto más. En este paso podemos añadir la ralladura de naranja.

A continuación mezclamos y tamizamos las harinas, levadura, canela y bicarbonato, y lo añadimos a la mezcla anterior removiendo suavemente, sin batir.

Ahora engrasamos el molde y lo cubrimos con papel vegetal en el fondo, del mismo tamaño del molde.

Ya lo tenemos listo. Normalmente son 30 – 40 min de horno, pichadlo por el centro para comprobar que está hecho cuando hayan pasado 30 minutos.

Dejadlo reposar 5 minutos en el molde y luego dejadlo enfriar sobre una rejilla.

Crema de coco

Es una crema ligera y fácil de hacer; además no es imprescindible mantenerla en la nevera, aunque sí lo aconsejo en verano para que no pierda consistencia.

250 gr de leche de coco
100 gr de azúcar de caña bio
1 cucharada de sirope de arce
coco rallado a vuestro gusto
50 gr de maicena diluida en 75 ml de agua
30 gr de mantequilla

Ponemos en un cazo al fuego todo excepto la maicena y el agua; dejamos que se disuelva el azúcar y se integre todo bien.

Retiramos del fuego y añadimos la maicena diluida en el agua; volvemos a llevar al fuego y removemos hasta que espese, como si fuera una crema pastelera. Y es todo !!!! Dejamos enfriar con un papel film sobre la superficie, para que no se forme una capa gruesa ni se seque.

Como habrá endurecido, una vez fría, mejor batirla un par de minutos; de esta manera será más cremosa.

Zanahoria confitada

Pelamos y rallamos la zanahoria que habíamos reservado (podéis añadir una más si queréis). Pesamos y añadimos el azúcar que será la mitad del peso que tengamos de zanahoria.

Añadimos un chorrito de zumo de limón para que el azúcar no cristalice y lo llevamos todo al fuego en una sartén o cazo, hasta que se haya evaporado el líquido; son 8-10 minutos.

Ahora ya tenemos bizcocho, crema y zanahoria para decorar; sólo tenemos que cubrir la tarta con la crema y la zanahoria rallada alrededor.

Ya veréis que éxito!!!

 

 

Pin It on Pinterest

Share This