Seleccionar página

Os traigo una receta muy saludable, sencilla y además con un resultado muy sorprendente. La quinoa es la protagonista pero no váis a notar para nada que es un pastel de quinoa; el resultado es similar a un pudding de chocolate muy sabroso y jugoso. Os animo de verdad a que lo probéis.

Es muy importante lavar la quinoa un par de veces para evitar que aporte un sabor amargo. Hemos de hervirla unos 15 minutos y con el doble de agua.

Usé un molde de 20 cm de diámetro como de cosumbre, bien engrasado y con papel de horno en el fondo y alrededores. No esperíes que suba mucho en el horno, no es como un bizcocho tradicional. También lo podéis hacer con un desmontable.

Es importante que lo dejéis enfriar bien si lo queríes desmoldar; yo lo hice y una vez bien frio lo corté en circulitos. Esto podéis hacerlo directamente sin desmoldar también.

Ingredientes

90 gr de quinoa de cultivo biológico. Para hacer la tarta necesitamos 180 que en crudo equivale a 90 gr. La pondremos a hervir con el doble de cantidad de agua (200 ml).
40 ml de leche de avena o de almendra
2 huevos
50 ml de aceite de coco o girasol.
1 cucharadita de vainilla en pasta o vainas
125 gr de panela biológica.
25 gr de cacao en polvo de calidad.
1 cucharadita de levadura y media de bicarbonato

Primero ponemos a hervir la quinoa unos 15 minutos; veréis que forma como unos pequeños aros.Mientras, precalentamos el horno a 170º.

Una vez hecha, mezclamos con la leche de avena /almendra y lo trituramos todo hasta que quede una crema espesa. Lo pasamos todo al bol de la batidora, y añadimos los huevos, azúcar y vainilla y batimos unos 10 minutos; añadimos el aceite y batimos unos 5 minutos más.

Tamizamos y mezclamos el cacao con la levadura y bicarbonato y lo añadimos en dos o tres veces mezclando con una espátula, sin batir.

Lo pondremos todo en el molde elegido que ya tendremos engrasado y con el papel de horno como os decía al principio.

Con estas cantidades son unos 25 min de horno; pinchadlo y comprobar si el recipiente sale seco.

Recordar dejarlo templar unos 30 minutos si lo queréis desmoldar o cortar en aros, ya que es delicado y se puede romper. Yo lo desmoldé todo entero y luego corté los círculos.

Cobertura y decoración: una ganache de chocolate y unas nueces pecanas es la combinación perfecta. Para la ganache, son 50 gr de chocolate de cobertura; 40 ml de nata líquida o bien crema de almendras que suelen vender en tiendas de productos bio. Lo ponemos todo en el microondas removiendo cada 20 segundos hasta que esté todo bien integrado.

Y este es el resultado. Espero que os guste mucho!!!!

Pin It on Pinterest

Share This