Seleccionar página

Una idea muy buena, saludable y refrescante sobre todo para e verano. Las semillas de chía tienen muchas propiedades y no son muy usadas en nuestro dia a dia, así que os animo a que las probéis.

Estas semillas mezcladas con la leche de coco que utlilizaremos para esta receta, dan como resultado un pudding que será ideal para combinar con frutas.

Tendremos que preparar con antelación tanto el pudding como la gelatina de frutas, así que leer toda la receta primero para verlo mejor.

Voy al grano con la receta

Ingredientes

Para dos vasos como los de la imagen aprox.

500 ml de leche de coco (compradla en tiendas especializadas en productos bio; suele venir en latas).
300 gr de semillas de chía
Una cucharada de vainilla en pasta.
300 gr de sirope de ágave.
400 gr de cerezas
Copos de avena para tostar
4 hojas de gelatina o bien 8 gr de gelatina en polvo

Primero mezclamos la leche, 100 gr del sirope de ágave, la vainilla  y las semillas y dejamos reposar en la nevera 30 minutos mínimo, removiendo de vez en cuando. Entonces cuando haya cuajado y cogido consistencia podremos poner parte de la mezcla en el fondo de nuestros vasos.

Ponemos las hojas de gelatina en remojo unos 10 minutos. O bien si es en polvo la pondremos a hidratar con el dobre de agua.

Trituramos las cerezas junto al resto del sirope y ponemos una parte al fuego junto con la gelatina hidratada para que se disuelva. Procurad que no hierva porque la gelatina perdería efecto. Entonces lo mezclamos poco a poco y removiendo con el resto de las cerezas trituradas.

Lo dejaremos en la nevera mínimo 30 min para que coja algo de consistencia y entonces ya podremos añadir una parte sobre el pudding de chía que hemos preparado antes. E iremos alternando así hasta que terminemos de llenar los vasos.

Para acabar, yo elegí avena tostada con un poco de azúcar (por ejemplo, 100 gr junto con 50 de azúcar de caña bio). Sólo tenemos que poner todo en una sartén y remover hasta que coja un tono doradito. Podemos poner la avena entre medio de los vasos también.

Y ya véis!! Podéis hacerlo con fresas, con arándanos, con melocotón, mango, etc… Lo único que no recomiendo es el plátano porque suele oxidarse y coge un tono poco atractivo.

 

 

 

 

Pin It on Pinterest

Share This