Seleccionar página

Cuando es tiempo de melocotón siempre es un buen ingrediente para acompañar nuestras tartas; yo me decidí por hacer esta receta saludable y que además de puede adaptar para intolerantes al gluten.

Como siempre digo, las frutas hay que macerarlas o caramelizarlas para que no femrenten y nos estropeen nuestra receta; en este caso caramelicé el melocotón.

Lo hice con mi molde de aluminio de 20 cm de diámetro. Os dejo un link con algunos consejos para un bizcocho perfecto para que echéis un vistazo si os apetece.

Ingredientes

2 huevos
150 gr de panela biológica o azúcar de caña bio
75 gr de aceite de girasol y 50 de aceite de coco. O todo de girasol.
125 ml de leche de arroz
60 gr de harina de almendra
110 gr de harina de espelta o bien opción sin gluten: 50 gr de harina de avena sin gluten y 60 de harina de garbanzo.
1 chucharadita de vainilla en pasta o bien de mango.
1 cucharadita de levadura y media de bicarbonato
2 melocotones grandes

Ganache: 100 gr de chocolate blanco y 50 gr de nata líquida o crema de arroz o almendra que venden en tiendas de productos bio.
Intentad caramelizar el melocotón cortado en daditos pequeños con antelación, para poder dejarlo templar. Lo haremos con una la proporción de una chucharada de azúcar por cada 200 gr de fruta y 30 ml de licor.

Precalentar el horno a 170º.

Batimos los huevos con el azúcar 10 minutos a velocidad alta hasta que queden bien espumosos. Añadimos los aceites y batimos unos 5 minutos más. Añadimos la pasta de vainilla o mango e integramos bien.

Vamos a mezclar y tamizar las harinas con la levadura y bicarbonato y lo añadiremos a la masa en tres veces alternando con la leche. Todo mezclando sin batir.

Para acabar, los trozos de melocotón ya caramelizado.Reservar algunos para decorar.

Engrasamos bien nuestro molde, mejor si tenéis el spray desmoldante. Forrar el molde con papel de horno en el fondo del mismo diámetro.

Son unos 40 minutos de horno; pinchadlo del centro para comprobar si está hecho (el recipiente ha de salir bien seco). Esperad 5-10 min antes de sacarlo del molde y dejar enfriar sobre una rejilla.

Para la ganache, ponemos a hervir la nata y la vertemos sobre el chocolate que habremos troceado bien previamente. Si no se derrite bien le podemos dar un golpe de microondas a la mezcla, sólo unos 10 segundos. Iremos removiendo hasta que esté todo bien integrado.

Se puede añadir también pasta de mango por ejemplo a la ganache, para dar un toque más de sabor.

Y ya podremos decorar nuestra tarta!! Que la disfrutéis!!

 

Pin It on Pinterest

Share This