Seleccionar página

Hace unos pocos días estuve en una feria de plantas medicinales, dedicada especialmente al Sauco, y descubrí que es una planta con muchas propiedades y además muy apta para elaborar dulces, como mermeladas o jarabes. Destaca por sus propiedades antiinflamatorias, depurativas y calmantes, y nos puede ayudar mucho a combatir los resfriados en invierno.

Como ya sabéis los que me seguís, me gusta comprar ingredientes a los productores locales; compré una mermelada exquisita de flor de sauco de Els Corremarges, una iniciativa de cultivo, elaboración y distribución de productos de la provincia de La Segarra (Lérida), que se basa en la recuperación y difusión de las plantas medicinales y sus propiedades.

Decidí crear esta receta combinando esta mermelada con manzana caramelizada y fue todo un acierto. El sauco le aporta un sabor muy ligero y refrescante, a parte de original por supuesto.

Como de costumbre, hice 2 bizcochos de 20 cm de diámetro con dos moldes redondos de aluminio. Os dejo este link con algunos trucos básicos. Podéis llegar a hacerlo en tres partes aunque serán capas más finas y necesitarán menos tiempo de horno.

Aseguraos que la mantequilla esté a temperatura ambiente, textura de pomada, y sacar los huevos del frigorífico unos 20 minutos antes.

Tened en cuenta que esta receta completa hay que hacerla con horas de antelación. Incluso mejor los bizcochos y la crema el dia antes de consumirla.

Ingredientes bizcocho

4 huevos medianos ecológicos.
170 gr de mantequilla biológica a ser posible.
4 manzanas Golden + 2 cucharadas de azúcar
170 gr de panela biológica o azúcar de caña bio.
Ralladura de limón ecológico.
30 ml de leche de almendras
180 gr de harina de espelta
30 gr de harina de almendra
2 cucharaditas de levadura y una de bicarbonato

Ingredientes crema

400 ML  de leche de coco (la suelen vender en tiendas de productos bio, en lata o brick. Mejor no uséis de otro tipo ya que es más líquida).
100 ml de zumo de manzana. Yo tuve la ocasión de conseguir un jarabe de sauco en la feria a la que fui; puede que en herboristerías lo encontréis pero también podéis hacer una infusión con flores secas y hacer un almíbar con la mitad de cantidad de azúcar.
150 gr de maicena diluida en 175 ml de zumo de manzana
200 gr de sirope de ágave

Lo primero de todo será cortar las manzanas a trocitos pequeños y caramelizarlas junto a las 2 cucharadas de azúcar y un chorrito (30 ml) de licor. Lo pondremos todo al fuego y lo tendremos hasta que la manzana esté tierna y el líquido haya evaporado. Reservamos y dejamos templar.

Precalentad el horno a 170º, calor arriba y abajo y si vais a hornear 2 a la vez, con el ventilador.

Batimos en un bol a velocidad alta la mantequilla y la panela unos 8 – 10 minutos. Vamos añadiendo los huevos uno a uno, hasta que quede todo bien integrado y cremoso. Si veis que se corta, darle un poco de calor con un soplete o acercando la mezcla al fuego.

Ahora tamizamos las harinas junto con la levadura y bicarbonato y lo añadimos en 3 veces alternando con la leche. Al final añadimos la manzana caramelizada. Tendréis que pesar todo y dividir entre dos o tres, en función de los moldes que vayáis a usar.

Serán 30 o 40 minutos de horno, depende le cómo lo hayáis distribuido. Pinchadlos pasados 30 minutos para comprobar si están hechos. Dejaremos en los moldes unos 10 minutos y luego pondremos los bizcochos sobre una rejilla para que enfríen.

Para la crema: pondremos al fuego la leche, zumo de manzana y sirope hasta que empiece a hervir. Lo retiramos y reservamos unos segundos.

Diluimos la maicena en el zumo de manzana y lo añadimos a la mezcla anterior; ahora lo ponemos todo al fuego removiendo hasta que espese es como una crema pastelera. Añadimos la mantequilla al final y removemos.

Lo dejaremos enfriar tapado con papel film. Y una vez fría, podemos airear la crema con las varillas; tendrá una textura más agradable.

Montaje: sobre cada capa de bizcocho, con una manga pastelera, haremos círculos con la crema, dejando espacio entre ellos para ir poniendo la mermelada de sauco. Al final, lo cubriremos todo con la crema y podemos decorar con manzana caramelizada o avena tostada.

Espero que lo disfrutéis!!

 

 

 

Pin It on Pinterest

Share This