Seleccionar página

Sigo experimentando con nuevas combinaciones saludables… Para hacer esta tarta me inspiré en algunos trucos que me enseñó Robledo Garcia (Velvet Cakes),una gran maestra.

El cacao en polvo y la algarroba son los protagonistas. Ambos tienen muy buenas propiedades. Veréis que la receta lleva una mezcla de harinas saludables, y el resultado final será un desayuno o postre muy jugoso que recuerda al brownie.. Es apto para celíacos; si hay alguna persona celíaca en casa, aseguraos que la harina de avena es sin gluten y también la levadura.

Hice la tarta con un molde redondo de 20 cm; podéis hacer el doble si vuestro molde es más grande o si queréis hacer dos bizcochos de 20 cm.

Podéis decorar con unas nueces y una crema de algarroba que le dará el toque final (o de chocolate si lo preferís). Yo uso la de Menjamiques, que ya es mi favorita. Le dará un toque original y diferente, a parte de saludable por supuesto.

Voy al grano!!!

Ingredientes

2 huevos a temperatura ambiente
150 gr de panela biológica
125 ml de aceite de girasol
125 ml de leche de almendra (temperatura ambiente)
50 gr de chocolate para fundir
65 gr de harina de garbanzo
50 gr de harina de avena
25 gr de harina de algarroba y 30 gr de cacao en polvo.

1 cucharadita de levadura y media de bicarbonato
2 peras medianas.

Lo primero será cortar las peras en daditos y ponerlas al fuego en una sartén junto con una cucharada de azúcar y un chorrito de licor, hasta que se evapore el líquido. Reservamos.

Derritimos el chocolate al microondas o baño maría y reservamos.

Batimos los huevos, la panela y el aceite a velocidd alta unos 6-8 minutos, hasta que quede una mezcla bien espumosa. Aañadimos el chocolate y batimos un minuto más.

Ahora mezclamis y tamizamos las harinas con la levadura y bicarbonato y lo añadimos en tres veces alternando con la leche. En este punto no batimos sino que mezclamos para integrar bien.

Engrasamos bien nuestro molde, cubrimos la base con un papel vegetal del mismo tamaño y ya podremos verter la masa. Al final, añadimos los trocitos de pera bien repartidos.

Serán 40 minutos de horno; como siempre comprobad con un punzón que tendrá que salir seco. Dejadlo reosar en el molde unos 10 minutos y luego dejar el bizcocho sobre una rejilla para que enfríe.

Ya me contaréis qué os ha parecido!!

 

 

Pin It on Pinterest

Share This