Unos muffins muy jugosos y saudables que os van a sorprender!!! La receta la he adaptado de la chef Vanessa Musi, a quien tengo mucho aprecio y admiro.

Están hechos con harina de almendra, lo que les va a dar un sabor diferente y hará que sean aptas para celíacos.

Procurad que la almendra molida sea de calidad, ya que si no el resultado no es el mismo.

Tened en cuanta que estos muffins no suben y hacen el típico copete al que estamos acostumbrados, porque la composición es diferente.

Recordar siempre que las cápsulas que uséis deben ser de calidad; os dejo el link de mi receta de magdalenas donde doy algunos consejos más

Los arándanos (o frambuesas) las tendremos que poner a macerar de 6 a 12 horas para que no se estropeen y para que se conserven bien. Otra opción es caramelizarlos pero al ser frutas más acuosas se nos podrían descomponer demasiado. Si no lo hacéis no pasa nada pero se tendrás que consumir al mismo día o al siguiente.

Voy al grano

Ingredientes

260 gr de harina de almendra
½ cucharita de sal
1/2 cucharita bicarbonato
3 huevos M a temperatura ambiente
50 gr de azúcar de coco o panela, y 50 de sirope de arce.
1 cucharita de vainilla en pasta Home Chef
⅓ taza zumode limón
Ralladura de 2 limones ecológicos
Arándanos frescos ( o frambuesas). Y unas semillas de amapola si queréis!

100 gr Chocolate blanco y nata líquida (opcional)

Precalentamos el horno a 170º, calora arriba y abajo y sin ventilador.

Si habéis tenido los arándanos macerando, escurridlos bien y extenderlos sobre un papel de cocina para que absorba el líquido restante. Reservar.

Batimos los huevos con el azúcar, y el sirope hasta que estén bien espumosos y hayan blanqueado (6-8 min). Añadimos en este momento la vainilla en pasta y la ralladura de limón.

Ahora tamizamos bien la almendra para deshacer los grumos, junto con el bicarbonato y la añadimos en un par de veces alternando con el zumo de limón. Sólo mezclamos, sin batir!

Preparamos nuestro molde para magdalenas / cupcakes y lo forramos con las cápsulas; las rellenaremos 3/4 partes y por último añadiremos los arándanos o frambuesas por encima.

Serán 20 – 25 minuto de horno. Dejaremos enfriar sobre una rejilla.

Las podemos dejar tal cual o bien, como hice yo, decorarlas con un poco de ganache de chocolate blanco (100 gr de chocolate vblanco junto con 40 ml de nata líquida)

Listos!! Que los disfrutéis!! Ya veréis que jugosos que son.

 

Pin It on Pinterest

Share This