Esta tarta tiene una base de bizcocho de espelta que os servirá como base de cualquier otra combinación que queráis hacer. Adaptada de la Chef Vabessa Musi, muy tierno y jugoso , todo un mérito teniendo en cuenta que la harina de espelta da como resultado una textura algo más densa.

El relleno es un merengue suizo y mango caramelizado. Podéis elegir otra fruta o sabores, pero eso sí, como siempre suelo hacer, las frutas es mejor caramelizarlas para que se conserven mejor. Lo ideal es que lo hagáis con unos 30 min de antelación y dejéis templar; más abajo so cuento cómo.

La harina de espelta que uso es biológica, y el azúcar de coco es de muy bajo índice glucémico y tiene muy buenas propiedades; con estos ingredientes conseguí una tarta espectacular y saludable al mismo tiempo.

Con estas cantidades podéis hacer dos planchas de 20 o 25 cm de diámetro. Hacer la mitad si queréis algo más sencillo y básico.

 

Ingredientes bizcocho:

120 gr de azúcar de coco
100 gr de sirope de arce.
120 ml de aceite de coco
6 huevos M
1 cucharada de pasta de vainilla Home Chef
200 gr harina espelta
100 gr almendra en polvo
1 cucharadita de levadura
30ml de leche de almendra
1 yogurt griego

 

Ingredientes crema suiza y relleno de frutas

 

100 gr de clara de huevo pasteurizada + 1 cucharada de albúmina (la encontráis en tiendas especializadas en repostería, se usa para que las claras monten mejor y sean más consistentes ya que las pasteurizadas suelen tener menos albúmina que las frescas y cuestan más de montar)
180 gr de azúcar de caña bio (mejor la variedad gold bio para que no altere tanto el color)
300 gr de mantequilla biológica a temperatura ambiente.
1 mango entero y cortado en daditos. Procurad que no esté muy maduro.

Os dejo el link con los pasos a seguir para hacerlo. Podéis hacerlo con antelación y guardalos en un bol con papel film o bien mientras se hornea la tarta.

Para el bizcocho: primero caramelizamos el mango: lo cortaremos en daditos y le añadiremos 1 cucharada de azúcar y un chorrito de limón. Ponerlo a cocer 5 minutos hasta que se haya disuelto el azúcar y evaporado el líquido. Reservar.

Derretimos el aceite de coco y reservamos

Precalentamos el horno a 170º

Ahora batiremos los 6 huevos con el azúcar y el sirope hasta que estén bien espumosos (8-10 minutos). Añadimos el aceite y batimos un minuto más hasta que se integre bien, bajando un poco la velocidad. Añadimos el yogur y la vainilla, y batimos lo justo para que se integre bien.

Tamizamos las harinas junto con la levadura y la añadimos en dos veces alternando con la leche de almendras. Sólo mezclamos con una espátula, no batimos.

Entonces, si decidís hacer estas cantidades y hacer dos planchas d 20 cm, pesaremos el total de la masa y dividiremos entre 2 para distribuir la misma cantidad en los 2 moldes. Los moldes los engrasamos bien con spray desmoldante o mantequilla y forramos la base con papel vegetal del mismo diámetro.

Y horneamos ambos bizcochos durante unos 25-30 min; como siempre pinchadlos para comprobar que están hechos. Dejadlos enfriar sobre una rejilla.

Cuando estén templado los podéis envolver con papel film para que conserven bien la humedad y no se sequen.

Montaje

Opcional: podemos preparar un almíbar para remojar los bizcochos (50 gr de azúcar y 100 ml de agua con un chorrito de limón; ponemos al fuego a hervir hasta que el azúcar se haya disuelto bien.

Disponemos una capa de bizcocho en nuestra fuente o bandeja elegida; rellenamos una manga pastelera con el merengue, y hacemos unos círculos en el extremo del bizcocho, otro en el centro y otro en medio.. dejando espacio para poner la fruta caramelizada después.

Colocamos la segunda capa encima y cubrimos con la crema suiza restante. Luego podéis terminar de decorar con avena tostada, nueces, o si tenéis buena mano, unas flores de mantequilla.

 

Espero que os haya gustado y lo probéis!!!

 

 

 

 

Pin It on Pinterest

Share This