Todos sabemos la cantidad de vitaminas que aportan los zumos de fruto naturales… pero sabemos también que, normalmente, los que compramos en supermercados tienen un porcentaje bajo de fruta en realidad.

Por eso, es una buena inversión disponer de una licuadora o extractor de zumos; ganamos en salud y calidad; una vez os acostumbréis a los zumos naturales recién hechos, ya no vais a querer nada más.

En mi caso, tengo el extractor Versapers, aunque hay muchas mas marcas y variedades en el mercado. Para mí fue una buena inversión ya que he notado mejora en mi salud en general por el aporte de vitaminas y, sobre todo,  gracias a las infinitas propiedades medicinales que tienen muchas combinaciones de frutas, he notado que en épocas de resfriados los zumos de frutas me son de gran ayuda. Además, los zumos se pueden combinar con epsecias como el jenjibre o la canela que aportan también muchas propiedades medicinales.

Para conseguir la mejor calidad posible, elegid frutas frescas y de temporada; aconsejo ir a los mercados o tiendas de productos ecológicos.

Os daré algunos consejos que he ido aprendiendo con la práctica y también leyendo mucho para combinar frutas de la mejor manera posible, aunque ya sabéis que aquí la imaginación y creatividad no tienen límites. Eso sí, sobre todo, aconsejo no mezclar más de tres variedades para evitar sabores poco definidos.

Hay varios tipos de frutas; esta clasificación nos servirá de ayuda a la hora de elegir sabores.

Acuosas: sandía, melón.
Dulces: plátano, ciruela, pera, dátiles, papaya, mango.
Agridulces: manzana, uvas, melocotones, fresas o frambuesas.
Agrias: todo tipo de cítricos, como pomelo, lima, limón, naranja…
Tubérculos o raíces: zanahoria, remolacha, rábano e hinojo.
Verduras de hoja: lechuga, espinaca, col, perejil o menta.

Como véis, no sólo podemos hacer zumos de frutas, sino que también se pueden hacer licuados combinando verduras de hoja; existen combinaciones muy nutritivas y con muy buen sabor; os iré dando recetas en mi sección de zumos y bebidas.

A todo zumo de frutas recién hecho conviene añadir un chorro de zumo de limón para evitar que se oxide. De todas maneras, guardadlos siempre en botellas de cristal bien tapados y en la nevera; no tardéis más de 48 h en consumirlos ya que de lo contrario pierden propiedades y los azúcares de las frutas fermentan, estropeando el sabor por completo.

Para empzar pues, os daré un par de recetas sencillas y que os ayudarán a combatir los resfriados por su gran aporte de vitamina C.

Manzana, kiwi, limón y jenjibre

Los kiwis son muy ricos en vitamina C y estimulantes del sistema digestivo. El jenjibre destaca también por sus propiedades antiimflamatorias y será un complemento perfecto junto con la vitamina C del kiwi para curar nuestros resfriados

Necesitamos:

4 kiwis
2 manzanas
1 limón
1 rebanada de jenjibre fresco o bien un par de cucharaditas del molido

Pelad bien las frutas, sobre todo el limón procurad retirar bien la parte blanca porque podría amargar el sabor.Si vuestro extractor es como el Versapers, os separará en zumo de la pulpa y las pepitas. Ya veréis que sabor!! Y sin necesidad de añadir azúcares!!!

Fresa, uva y limón

Las uvas ayudan a purificar la sangre, y las fresas también son un buen aporte de vitamina C. Ya veréis qé combinación tan original!!

10 fresas
200 gr de uvas
1 limón

A las uvas retirarles la maxima cantidad de pepitas posible; la variedad roja contiene menos pepitas. Esto puede resultar algo laborioso pero, si os gusta el sabor valdrá la pena.

Pin It on Pinterest

Share This