Este bizcocho es muy similar al la tarta de fresas y pistacho que hice hace unos pocos días; es apta para celíacos siempre y cuando uséis avena certificada sin gluten; vigilad esto porque hay harina de avena que sí tienen gluten

Las harina que he usado son: avena, garbanzo y coco, igual que la tarta de presas: sólo he modificado la parte de los líquidos ya que el zumo de limón sustituye una parte de la leche. Además he añadido semillas de amapola, en lugar de los pistachos.

En el link de antes podéis ver las propiedades de las harinas que he usado pero os las repito aquí también:

La harina de coco no es lo mismo que el coco rallado, es muy rica en fibra y grasas saludables y de muy bajo índice glucémico. Aporta mucho sabor, así que en pastelería conviene mezclarla con otras harinas sin gluten en la proporcion de 1/4 por cada 100 gr de otras harinas (si nos excedemos, la masa del bizcocho podría quedar muy seca).

La harina de garbanzo se obtiene de moler garbanzos secos y es muyu rica en fibra, minerales, proteinas e hidratos. En pastelería es muy buena por su poder aglutinante y su capacidad de absorber líquidos y retener humedad. También la mezclamos con otras harinas y aromas porque tiene un sabor bastante fuerte.

La harina de avena la usaremos para compensar sabores; es muy rica en fibras que contribuyen al buen funcionamiento intestinal, a parte de vitaminas y minerales. Aporta mucha energía así que es muy recomendable para el desayuno y personas que necesitan una buena dosis de energía para empezar el dia! .Como decía antes, si lo hacéis para intolerantes al gluten vigilad que sea avena certificada sin gluten

La decoración es una crema de coco muy saludable ya que no contiene excesos de mantequilla y azúcar como sería el caso del merengue suizo que, no nos engañemos, aunque se haga con azúcar bio o mantequilla ecológica… no deja de ser una bomba.

Yo  congelé el bizcocho para que fuera más fácil cortarlo en cuadraditos y más fácil a la hora de servir; bastaría con 30 minutos o 1 h, cubierta con film. Si no también se puede cortar pero su textura es delicada y se podría romper fácilmente.

Ingredientes

*Para un moldes de 20 cm. Todo debe estar a temperatura ambiente

2 huevos M
145 gr de azúcar de coco o panela biológica: o bien mitad de azúcar y mitad de sirope de ágave.
125 ml de aceite de oliva virgen
60 ml de leche de almendras – 60 ml de limón triturado (2 limones aprox), mejor ecológico.
La ralladura de los dos limones con cuidado de no arrastrar la parte blanca.
62 gr de harina de garbanzo
50 g de harina de avena
25 gr de harina de coco
1 cucharaditas de levadura y media de bicarbonato
Semillas de amapola

Precalentamos el horno a 170º calor arriba y abajo y sin ventilador. Engrasad el molde y ponedle un apapel vegetal en la base del mismo tamaño.

Rallad los limones procurando no arrastrar la parte blanca;  luego quitadles lo máximo de la parte blanca que quede y triturarlos

Ahora batir los huevos, el azúcar y el aceite 8-10 minutos para que quede todo bien esponjoso; añadir el limón y también la ralladura.

Mezclad y tamizar las harinas con la levadura y añadir en tres partes alternando con la leche, con movimientos envolventes y sin batir.

Por último las semillas a vuestro gusto.

Horneamos 30 o 40 minutos; pinchadlo, como siempre, para comprobar que esté bien hecho (el recipiente debe salir seco). Dejadla enfriar sobre una rejilla… habéis visto que buena pinta??

Crema de coco

250 ml de leche de coco
50 gr de sirope de agave
Coco rallado, a vuestro gusto pero yo usé unos 20 gr
75 gr de maicena diluidos en 85 ml de agua

20 gr de mantequilla – opcional)

Muy sencillo!! Ponemos al fuego la leche, el sirope y el coco rallado hasta que empiece a hervir; retiramos y añadimos la maicena diluida; devolvemos al fuego y vamos removiendo constantemente hasta que nos quede bien espesa, como una crema pastelera. Al final, la mantequilla.

Esta crema la guardaremos en el frigorífico cubierta con film trasparente; ya veréis que coje más consistencia. Si a encontráis muy densa una vez enfríe, batidla unos minutos a velocidad alta y ya veréis como cambia la textura. Ponedla por encima con una manga pastelera como veis.

No os apetece probarla??

 

Pin It on Pinterest

Share This