Aquí tenéis una receta crudivegana, muy rápida y fácil de hacer. Además la podéis hacer para intolerantes al gluten.

La cantidades que os pongo de aceite y de sirope de ágave son aproximadas, pues tendréis que ir añadiendo poco a poco hasta que obtengáis una masa apta para hacer bolitas o barritas, sin que quede excesivamente húmeda. Es una receta que se puede modificar o adaptar según vuestros gustos.

Si sustituis el aceite de sésamos por aceite de coco os quedarán más consistentes porque el aceite de coco solidifica más. Yo elegí aceite de sésamo por sus propiedades y su riqueza en ácidos grasos Omega 3 y 6, tan beneficiosos para nuestra salud cardiovascular.

Os dejo este link donde podréis saber más acerca de los beneficios de las semillas de sésamo y muchas otras.

Ingredientes

100 gr de copos de avena molidos o de harina de almendra (opción para celiacos)
20 gr de cacao en polvo de calidad
30 ml  de aceite de sésamo
20 gr de sirope de ágave. También tenéis la opción de sustituirlo por unos 5 dátiles triturados como endulzante.
Semillas de sésamo tostado

Basta con mezclar todos los ingredientes en un bol y formar bolitas o barritas; como os decía antes, los líquidos añadidlos poco a poco para que no quede una masa excesivamente húmeda y difícil de manejar.

También se puede añadir leche de avena o de sésamo para terminar de darles la textura adecuada. Así de jugosas quedan!! Os gusta?

 

 

Pin It on Pinterest

Share This