Aun no había hecho ningún post acerca de las semillas y considero que merece la pena dedicarles un buen espacio. Os invito a leerlo y a que descubráis todos los beneficios que pueden ofrecernos; además os dejo una receta crudivegana que os va a encantar.

Podéis comprar semillas en tiendas especializadas en productos bio e incluso en supermercados hoy en día. Os pondré unas pinceladas acerca de las más comunes para que podáis usarlas en vuestro día a día; se pueden tostar o bien se pueden añadir en crudo en ensaladas que, de hecho, es lo mejor para evitar que pierdan propiedades..

No debemos tomar en exceso debido a su contenido de ácidos grasos esenciales; es suficiente con añadir alguna cucharadita en alguna ensalada o en los cereales de la mañana por ejemplo.

Semillas de sésamo

Destacan por ser las semillas con mayor contenido en calcio de todas (975mg por 100 gr);según varios estudios, tiene 9 veces más que la leche de vaca que, como ya sabréis no es nada beneficiosa para nosotros debido a las proteinas tan difíciles de digerir que contiene. Así que mucho mejor tomar unas semillas en el desayuno, con una ensalada o con un plato de verduras.

A parte del calcio, también es la semilla con más hierro y magnesio. También es rica en vitamina B,(muy importante para la salud de la piel y cabello y para el buen funcionamiento del sistema nervioso), vitamina A (antioxidante, buena para la salud de la piel y las defensas).

Destaca también un componente llamado sesamina con propiedades muy antioxidantes.  Contienen ácidos grasos esenciales omega 3 y 6 que, en proporciones adecuadas, regulan el colesterol, ayudan a mantener las defensas en buen estado y contribuyen a la buena salud del sistema  cardiovascular.

Semillas de lino

Son muy ricas en ácidos grasos esenciales Omega-3, de hecho es una de las fuentes vegetales más rica en este ácido graso que, como decía antes, ayuda a regular los niveles de colesterol, ayuda a nuestras defensas y contribuye a la buena salud del sistema cardiovascular..

Son antioxidantes y también ricas en fibra.

En este link veréis como usé estas semillas junto con las de sésamo para decorar unos muffins.

Semillas de chia

También son ricas en ácidos grasos esenciales Omega-3 y destaca también por su contenido en calcio (aunque no tan alto como el del sésamo).

Son antioxidantes y también rocas en fibra.

Aquí os dejo un link para hacer smoothies con estas semillas que son ideales para hacer puddings.

Semillas de amapola

Ricas en ácidos grasos Omega-3 Y 6, así que contribuyen a la buena salud de nuestro sistema cardiovascular y ayudan a regular el colesterol.

Contiene vitaminas C y E, lo que las hace muy antioxidantes y además nos ayudan a reforzar nuestras defensas.

Ayudan a calmar los nervios y son un buen sedante natural, pero no conviene abusar para no tener efectos sedantes en exceso.

Aquí os dejo otro link con una receta que hice hace unos pocos días.

Semillas de calabaza

Como el resto, son ricas en Omega 3 y 6, y son también antioxidantes.

Regulan el tránsito intestinal y además tienen propiedades antiimflamatorias y antibacterianas, lo cual las hace diferenciar del resto de semillas.

Además se aconseja a las personas con diabetes porque se ha demostrado que ayudan a regular la actividad del páncreas, y por tanto los niveles de azúcar.

Suelo utilizarlas para hacer galletas con un toque saladito, como las que veréis en el link.

 

En esta imagen tenéis unas barritas que hice con sésamo y cacao en polvo; od dejo el link que esta receta crudivegana

Pin It on Pinterest

Share This