Estas galletas están hechas con harinas de teff y garbanzo; serían aptas para intolerantes al gluten sin los copos de avena; en este caso podéis dejarlas tal cual o bien cambiar por unos arándanos deshidratados por ejemplo.

Por que me gusta usar harinas de este tipo?? Primero porque no provocan subidas de glucosa en sangre como las harinas refinadas; segundo porque son una alternativa diferente y saludable; y porque además puedo compartir las recetas con personas intolerantes al gluten que me temo que cada vez son más.

Evidentemente esto no quiere decir que nos podamos pasar comiendo galletas!!! Pero sí dos o tres a media mañana, dos o tres días a la semana por ejemplo.. para que nos aporten energía para seguir con nuestra rutina… y un poquito de placer al paladar!!!

Ingredientes

75 gr de aceite de oliva o de coco
60 g de azúcar de coco o panela
30 ml de leche de almendras o de avena
100 gr de harina de garbanzo
75 g de harina de teff
20 gr de fécula de tapioca molida (mejora la textura de las galletas hechas con harinas sin gluten)
1 cucharadita de bicarbonato
Copos de avena o frutas deshidratadas

Canela o vainilla en vaina.

Es todo muy sencillo: primero precalentamos el horno a 170º. Entonces mezclamos el aceite, azúcar, vainilla si la habéis elegido, la leche y la fécula

Mezclamos y tamizamos las harinas con el bicarbonato y las añadimos a la mezcla anterior removiendo suavemente.

Entonces ya podemos formar bolitas e ir rebozándolas con los copos de avena que tendremos preparados en un plato.. Si no queréis avena, podréis añadir pepitas de chocolate, o unos arándanos deshidratados o nueces etc  Ir poniéndolas sobre la bandeja del horno forrada con papel vegetal.

Serán unos 15 min de horno .. tienen que estar doraditas por los alrededores y se tienen que despegar del papel.

Están deliciosas!!!

Pin It on Pinterest

Share This