En estas fechas ya con la ola de calor.. cómo no iba a crear una receta de helado!!! Pues aquí os la dejo, super fácil y rápida.

El aguacate se usa para hacer muchas cremas veganas así que en un helado no puede quedar mal; y así es. Lo mejor de todo es que todos los ingredientes son crudos y no hay ningún tipo de azúcar añadido; si lo deseáis podéis añadir algo de stevia o unos dátiles machacados que se añadirían a la mezcla.

El aguacate tiene muchísimas propiedades y es ideal para tomar como grasa saludable día a día en cantidades razonables, a no ser que haya algún problema de sobrepeso y nuestro médico lo desaconseje por algún motivo concreto; es rico en ácidos grasos omega 3, 6 y 9; rico en vitamina E, lo que hace que sea un buen antioxidante; rico también en minerales como magnesio y potasio.

Los frutos rojos tienen propiedades también muy antioxidantes, depurativas y ricas en fibra. Si el arándano es muy maduro, se ha probado que puede ser astringente así que tenedlo en cuenta en caso de problemas de estreñimiento; y si es más verde, tiene el efecto contrario.

Os aconsejo este helado a media mañana o como merienda; es una manera diferente de tomar fruta.

Necesitáis una procesadora o robot de cocina porque se picarán todos los ingredientes congelados; creo que hoy en día todos tenemos, o quizás nos la puedan prestar. Yo, desde que la tengo, estoy encantada porque puedo crear recetas muy saludables al poder triturar frutos secos, dátiles, fruta etc…

Ingredientes

1 aguacate congelado y troceado (troceadlo antes de congelar)

200 gr de frutos rojos congelados como arándano y frambuesa (dos cajitas de las que se encuentran en las fruterías)

30 ml de crema de leche de almendras o de coco , de venta en la mayoría de tiendas de productos bio.

Stevia o unos 4 dátiles deshuesados (opcional)

 

Sólo se tratará de poner todos los ingredientes congelados en la procesadora junto con la crema (es el único ingrediente que no se congela) y los endulzantes si los hemos elegido, y triturar todo hasta que tengamos una textura de helado cremoso.

Se puede conservar en un tupper o un recipiente tapado con papel film, cubriendo la superficie del helado para evitar que se forma la capa de hielo.

Hay otras versiones en que en lugar de aguacate se utiliza un yogurt griego…; también podéis probar porque queda delicioso.

Qué os parece??

 

Pin It on Pinterest

Share This